Guarderías y Catering


   A ver que pensais vosotros porque esto es lo que hace a este país lamentable. Lo que voy a contar es totalmente verídico porque nos toca muy de cerca. Guardería pública de la Diputación General de Aragón (D.G.A). Hora de comer.

   Años atrás se disponía de un presupuesto para el comedor, el equipo de cocina elabora el menú y salían a las tiendas del barrio (ojo que es lo que están promoviendo desde la junta municipal desde hace cinco años "compra responsable, consume en tu barrio") a hacerse con los productos que luego iban a dar a los niños de 6 meses a 3 años.

Guardería
   Esto se acabó. Desde la D.G.A se sacó el servicio de Catering a concurso público y varias empresas optaron a la plaza para suministrar comida a los niños y bebés de todas las guarderías públicas. Como es lógico ganó una de ellas que entre otras cosas ofrecía lenguado en el menú semanal. Poco tiempo después las quejas del equipo de cocina no tardaron en llegar puesto que les entregaban comida de la que muchas veces tenían que tirar la mitad por no estar en buen estado.

   Como las quejas que se ponen desde los propios centros no llegan a ningún lado pronto las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos han tomado cartas en el asunto. Máxime cuando se enteraron que estaban suministrando Panga (recientemente salió un reportaje de lo malo que era este pescado) en vez de lenguado. Se pusieron en contacto con la empresa suministradora para preguntar el porqué se ponía panga en vez del lenguado con el que ganaron el concurso y le contestaron que por el importe que cobraban no podían poner lenguado.


   Ole ole ole, sí como lees, ofrezco lenguado para ganar el concurso público, y cuando gano pongo panga. Lo que aún no entiendo es como no dijeron que iban a poner solo las raspas, total iban a ganar el concurso igual.  En mi opinión (y me imagino que en la ley) si no cumplen lo que presentan al concurso, al día siguiente, se debería romper el contrato y pasar al segundo de la lista.Al final dos cosas claras, una reclamación a la DGA que va a caer en saco roto y otra que supuestamente el amigo de alguien está ganando dinero a base de engañar al contribuyente y jugar con la salud de los bebés.

   Incomprensible. Lo gordo que al responsable de turno no se le cae la cara al suelo de la vergüenza y son los equipos directivos los que tienen que dar la cara por una decisión que ellos ya criticaron en su momento.

 

Comentarios