Cómo nadar en piscina pequeña


   Se acaban las vacaciones y algunos hemos tenido la suerte de poder disfrutar de algún día de relax y desconexión de las rutinas diarias pero y ¿qué pasa con nuestras rutinas de entrenamientos?

   Durante el verano es más fácil poder disfrutar de uno de mis deportes favoritos: la natación. Pero ¿qué pasa cuando no dispongo de esa piscina olímpica en la que suelo entrenar? Simplemente llega Decathlon y te pone a tu disposición la herramienta para poder nadar incluso en esas piscinas de diez metros que suelen tener los hoteles o los apartamentos de playa.

   Por aquí os dejo el material que utilizo para no parar esos entrenamientos aún en piscinas pequeñas:

Nadathlon
    El nadathlon te permite engancharte los pies a cualquier saliente de la piscina, en mi caso en las escaleras para acceder a la misma (tener cuidado de que el gancho de metal siempre quede apuntando hacia abajo por si acaso). Nadas sin avanzar ya que la cuerda te retiene por lo que no necesitas mucho espacio. Yo siempre lo utilizo a primera hora o a última para no molestar a nadie que se esté bañando en ese momento.

Bañador
   Este bañador tiene la máxima resistencia al cloro, para los que nos metemos todos los días a la piscina que no se rompa a los pocos usos. Además es ceñido con lo que evitas las incómodas bolsas y no tienes que llevar los bañadores paqueteros que tanto odio.

Gafas y tapones Elite

   Y para terminar os dejo las gafas que he encontrado en Amazon y que si las consigues en oferta se puede llegar a conseguir por menos de veinte euros todo lo que sale en la foto. Las gafas para mi son perfectas tanto por el acople como por el diseño. Con respecto a los tapones, estoy utilizando los más grandes, pero por el momento nunca se han salido ni me ha entrado agua. El tapón de la nariz no lo uso pero también viene con las gafas.

   ¿Qué utilizas tú para no parar ni en verano?




Comentarios