Cuando las cosas se hacen mal porque sí


   A ver si alguien me puede ayudar con este tema que la verdad se me está haciendo bastante difícil de entender. Y es que lea por donde lea y da igual a quien lea siempre leo lo mismo: "La jornada continua es más beneficiosa para la empresa".


    Y entonces, ¿por qué en España se sigue implantando la jornada partida? ¿Por qué siguen empeñados en que a más horas en la oficina, más horas de producción?. Qué no! Simplemente hay que mirar a Europa donde las jornadas ya no son partidas ni en los colegios. Sobra con buscar en google "Jornada continua en el trabajo" aparecen miles de referencias de empresas que tanto ellas como sus empleados han mejorado aplicando la deseada jornada continua.


   Hablando con un amigo que ha estado trabajando en Londres durante tres años me explicaba la flexibilidad laboral que su empresa le permitía, y como su calidad de vida era superior a cuando trabajaba en una empresa "tradicional" de aquí (ahora trabaja en Barcelona en una empresa que le permite esa flexibilidad de horario, y que ve los beneficios de la jornada continua). Me comentaba que, al final, donde la empresa gana es en el compromiso que adquiere el empleado con la empresa, en como se organiza el tiempo que tiene, sin pausas largas que afecten al trabajo diario y que si el empleado está contento va a producir mucho más en las horas que esté en la oficina que estando cuatro o cinco horas más al día delante del ordenador (facebook, gmail, twitter...). Por no hablar del hecho de tener vida, de poder ver a su familia, de tener el sentimiento de que no está viviendo solo para el trabajo, de poder sentirse descansado todos los días para poder rendir más...



   Así que retomo el título de la entrada: Cuando las cosas se están haciendo mal... hay que cambiarlas y máxime cuando la solución es tan sencilla como la de los horarios. El claro ejemplo lo tenemos con la empresa Iberdrola, que ya en 2008 cambió sus horarios laborales y aseguran que han mejorado con respecto al "tradicional". En los bancos se sigue aplicando la jornada continua (aunque algunos empleados vuelvan por las tardes, porque sus jefes les tengan que ver haciendo muchas horas para que los asciendan y entonces tener que trabajar más horas todavía), de hecho BBVA en su blog habla de los beneficios y desventajas de esa jornada y porque no se aplican de manera general en las empresas españolas.

   Como conclusión después de leer mucho sobre el tema, es que en empresas donde para la producción es indiferente las horas en las que se realicen las jornadas, se aplica la jornada partida por cultura y tradición, no porque alguien ha estudiado que es lo que más conviene a la empresa y a sus empleados. Desde aquí solo espero que si algún día tengo mi propia empresa sepa diferenciar lo que se ha hecho siempre de lo que es bueno para la producción.



   ¿Qué pasa en tu empresa, ven la realidad o siguen siendo "tradicionales"?

 

Comentarios