No lo puedo creer: Un robo permitido.


   Hace tiempo que me apetece contar una cosa que vivo todos los días en mi trabajo. Desde 1 de diciembre de 2006 todas las escrituras públicas (donde se hacen efectivas las hipotecas) que firman los notarios carecen de carácter ejecutivo.

¿Qué haces? (tercera parte)

Continuación de ¿Que haces? (segunda parte)



      "¡No puede ser!, ¡Esto no me puede estar pasando a mi!", el móvil cae de mi mano, todo empieza a darme vueltas, siento que me falta el aire. Voy al baño me lavo la cara con agua fría, tengo que centrarme y pensar que hacer. Tengo que acudir a la cita, eso está claro, la vida de mi marido está en juego. "¿Todo esto es por el dinero?, ¿por la nota? pues habrá que traducirla aún tengo 2 horas". Busco en Internet palabra por palabra, pero la nota no tiene sentido para mí. La hora se acerca, tengo que salir de casa, busco un cuchillo y lo escondo entre mis ropas, llamo a mi amiga Carolina, salta el contestador, y le dejo un mensaje: "Si en tres horas no recibes noticias de mías, llama a la policía".

Una de las mejores decisiones: Dejar de fumar


   Hoy, 10 de mayo de 2016, hace seis años que dejé de fumar y puedo asegurar que es una de las mejores decisiones que he podido tomar en mi vida.

   Fumaba casi dos paquetes de tabaco rubio al día y ahora viéndolo con distancia me doy cuenta de la barbaridad que eso significaba para mi, mi salud y mi bolsillo. En mi cabeza no entraba la posibilidad de dejarlo ya que cuando fumas, la nicotina se encarga de hacerte creer que es lo único que necesitas (y siempre lo consigue).